Perito y Tasador

Recibe nuestro boletín

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

Antigrafología. La depresión

mayo 28
19:30 2013

Si Grafología según la RAE es “el arte que pretende averiguar, por las particularidades de la letra, cualidades psicológicas de quien la escribe”, podemos llamar “antigrafología” a asociar unos rasgos escriturales, unos trazos, a un aspecto de la personalidad.

El artículo de hoy, ha sido realizado a partir de mas de 50 muestras escriturales de personas diagnosticadas con depresión, estudiando la tendencia a realizar unos trazos comunes entre ellas. Esta enfermedad afecta a mas de 350 millones de personas en el mundo y casi al 10% de la población española según la OMS.

Un artículo de Jaime Jiménez Marchante

¿Cuáles son las muestras gráficas que reflejan un estado depresivo en la escritura? Bien, empecemos por decir que una depresión (tiene distintos conceptos pero a nosotros nos interesa el psicológico) es un síndrome caracterizado por una tristeza profunda, un estado de infelicidad, que puede ser permanente o no. La persona depresiva es incapaz de disfrutar de las cosas, pierde el apetito, interpreta la realidad de forma negativa, tiene sentimientos de culpa y piensa en la muerte o en el suicidio. El qué lo causa y su tratamiento entra en el terreno de la psiquiatría, pero sus manifestaciones escriturales son analizadas por el grafólogo, y cuantas más se den, mas cerca podemos estar de un final irreparable.

Así, podemos encontrar en su escritura unos  óvalos cegados (entintados en la zona media) síntoma de cansancio físico y mental; óvalospinchados (trazo final que acaba en el interior a modo de pinchazo) manifestando el sufrimiento interno; ausencia de presión que denota la falta de vitalidad y de voluntad.

Las barras horizontales de la letra “t” son descendentes y flácidas como refuerzo de la falta de vitalidad, y la puntuación (puntos, acentos, etc.) no existe.

El margen izquierdo, como necesidad de acudir a lo conocido y tenerlo como referencia es muy pequeño o está ausente, mientras que el margen derecho es grande o muy grande, representando miedo por lo nuevo y distanciamiento con los demás.

El tamaño de la letra de la firma es más pequeña que la del texto (falta de confianza en sí mismo, sentimiento de inferioridad), siendo esta también y las mayúsculas mas pequeñas de lo normal. Su realización (de la firma) es lenta y es ilegible (refuerzo del sentimiento de inferioridad). La firma está colocada en la zona izquierda del papel, tachada por la rúbrica (autodestrucción) que suele contener ángulos en zonas izquierda y/o derecha como muestra del resentimiento (sentimiento de culpa) que tiene la persona contra sí misma y la aversión que siente hacia personas o cosas.

La escritura es regresiva (rechaza el avance) y suele presentar una inclinación a la izquierda (invertida o muy invertida) representando la desconfianza que siente en los demás por lo que se aleja de ellos.

Antigrafología. La depresiónEl final de letras y de líneas es descendente (apatía, falta de fuerzas), y las letras suelen estar desligadas de la siguiente (aislamiento del “yo”). Así mismo, las palabras junto a la letra pequeña y de construcción lenta ya visto, están muy espaciadas entre ellas, lo que es muestra de angustia e indecisión.

En esta letra observamos muchos de los elementos gráficos citados, correspondientes a una persona con depresión moderada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies