Perito y Tasador

Recibe nuestro boletín

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

Tasación de Arte 2.0 (es decir on-line…)

agosto 21
16:20 2013

El arte y las antigüedades también sufren y se ven afectados por este discutible procedimiento, ante un vacio regulador profesional

Estamos ante una tendencia peligrosa en relación al desarrollo de tasaciones de arte y antigüedades. Desde hace aproximadamente dos años proliferan en la red multitud de “Servicios de Tasación ON-LINE”. He contrastado personalmente este hecho con profesionales de otros sectores donde por lo visto también se está llevando a cabo esta práctica. Una práctica que raya claramente con el fraude y el “engañabobos” propio de las películas “sesenteras” (hoy Vintage) del cateto en la capital .

Vamos a ello: un cliente contacta con el Tasador Digital de turno y éste le ofrece realizar una tasación pericial de su obra de arte o pieza, mediante unas simples fotos. Inicialmente se solicitan desde 10 € hasta los 50 € y posteriormente si el cliente acepta y paga, el Tasador Digital cobrará además los honorarios habituales y averiguará algo más de la pieza. Eso sí siempre a través de la aséptica red de redes. Es decir inicialmente el cliente ya ha “picado” con 10 € o 50 €, dependiendo de lo osado que sea nuestro Tasador Digital.

Desde luego, aquí no se pregunta por cuestiones tales como la Provenance (procedencia) o certificados de originalidad ¿Para qué?. Tengan ustedes en cuenta que en el arte y las antigüedades, los documentos indicados son tan importantes como la referencia catastral o el registro de propiedad, es decir el paso previo para saber si el cliente es o no es el propietario real de la pieza o si nos encontramos ante el fruto de un robo, o simplemente si la obra es legitima o una burda falsificación.

Para rizar el rizo, nuestro Tasador Digital tiene el don divino de poder determinar mediante simples fotos, si el supuesto cuadro es realmente un cuadro o un vulgar póster, si la documentación es original o una fotocopia falseada o manipulada y por supuesto si la pieza está o no en buen estado de conservación o incluso rota (factores que determinan el precio final y que como imaginaran son subsanables gracias al inestimable PhotoShop…)

Tal vez, algunos no estén familiarizados con el mundo del arte, por ello y sólo como ejemplo les indico que se han realizado tasaciones ON LINE con una litografía de Picasso (350.000 €) o con un Jarrón de Émile Gallé (165.000 €). Como verán estamos hablando de precios similares y a veces superiores al de casas y pisos.

En ambos casos los clientes contactaron posteriormente conmigo ya que suponían que estas tasaciones no tenían validez legal y después de comprobar las piezas personalmente, además verifiqué que una era falsa y la otra una reproducción de tienda de museo. Se vieron obligados a encargar un informe pericial de tasación en condiciones.

Incluso estos Tecno Tasadores han llegado ha atreverse a proponer tasaciones OnLine para procesos tan complejos y delicados como una partición testamentaria de una colección de obras de arte o una dación en pago a hacienda. Ustedes mismos…

Como siempre tendremos la duda ¿Quién quiere aprovecharse del engaño? ¿El cliente que no quiere pagar una tasación en su justo precio de acuerdo con la labor de investigación, verificación, consulta y cálculo correcto o el Tasador Digital que se aprovecha del desconocimiento del consumidor? Porque no hay que olvidar que San Google Bendito, la ignorancia y pereza del interesado son los mejores aliados de nuestro Tasador 2.0…

Hasta aquí, no puedo decir nada: El mercado es libre y cada uno procede como considera, puede o cree. Lo más doloroso es que estos Tasadores Digitales pertenecen a alguna de las asociaciones de peritos decanas del país, por lo que a menudo me pregunto por la flexibilidad o rigor de alguna de estas entidades a la hora de cualificar y explicar las responsabilidades y limitaciones a sus asociados, garantizando la dignidad profesional del resto. Es decir, de los que desgraciadamente no somos tan listos, o dicho de otra manera: Profesionales honestos y rigurosos.

Las tecnologías ayudan y en nuestra mano está en saberlas utilizar apropiadamente y de acuerdo con el desarrollo de nuestra actividad, pero nunca deben sustituir nuestro principal activo profesional: la experiencia que ofrece el contacto y verificación personal del objeto; su estado de conservación y originalidad.

Como en anteriores ocasiones insisto en regular celosamente la profesión. Los motivos son claros: erradicar las malas prácticas, evitar el intrusismo, velar por el consumidor, proyectando y dignificando la profesión ante el publico, las administraciones y la Opinión Pública.

El sector de la peritación y tasación de las artes y antigüedades reclama una regulación ética y llevar a cabo una importante labor divulgativa. Afortunadamente, ha surgido hace pocos meses, una iniciativa pionera en nuestro país para los profesionales de este sector, que limita específicamente este tipo de actuaciones, así como el compromiso de cumplimiento de un riguroso código deontológico que garantice la objetividad e independencia del Perito Tasador, su cualificación y especialidad, así como la seguridad de las piezas, entre otros.

Esta iniciativa ha aunado esfuerzos, inquietudes, experiencias, sugerencias y también quejas de diferentes peritos tasadores especialistas en el ámbito del arte, las antigüedades y las artes aplicadas de nuestro país, y que ante el vacío profesional actual y la necesidad de una regularización ética del sector han decidido poner en marcha este proyecto asociativo convirtiéndose en un referente profesional ante el consumidor y la Opinión Pública.

Con el nuevo curso, esta asociación o consejo regulador abrirá su puertas a los profesionales del sector, restableciendo la justicia del aforismo: “no están todos los dicen ser y están sólo los que realmente deben estar”.

Jorge Llopis Planas (5 Posts)

Bachelor in Arts (Columbia C., Chicago), Perito Judicial en Arte y Antigüedades nº 00-701 (PEJUBA). Perito tasador de antigüedades nº E-1430-05; Perito Especialista en Arte y Pintura nº E-1658-28 . Miembro del Colegio profesional de licenciados y doctores de Madrid. CURSOS ESPECIALIZADOS: Falsificaciones, expolios y falsas atribuciones en el Arte (Unv. Alcalá de Henares); Consultoría Cultural y Metodología de Proyectos Culturales (IART); Marketing estratégico (EADA) SEMINARIOS: Tráfico y falsificación de Obras de Arte; Falsificación de Arte; Teoría General del Seguro; Presentación y Defensa de Informes Periciales.

Actualmente dirige ARSTASANTE.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies