Perito y Tasador

Recibe nuestro boletín

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

populares

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Los aspectos positivos del carácter en la escritura

mayo 21
09:49 2013

Hoy vamos a analizar cuales son los rasgos positivos en la escritura que nos dicen si quien escribe tiene buenas “vibraciones” o no.

Un artículo de Jaime Jiménez Marchante

Cuando nos enfrentamos a un texto, una página que alguien ha escrito en ausencia de enfermedad, de coacción, de cansancio extremo, etc., y en condiciones normales de concentración, de voluntad y de libertad, nos debemos posicionar como quien se pone ante un cuadro abstracto en el que no “ve” nada, no identifica cosas, pero tras mirarlo un momento decide si le gusta o no le gusta. Ante una escritura, es básicamente lo mismo. En una primera impresión sabremos si quien lo ha escrito tiene cualidades positivas o no en función de las proporciones, la distribución, el orden, y el aspecto general.

Por una persona con cualidades positivas entendemos alguien con un control emotivo, una sociabilidad bien llevada sin intereses, altruista, con fuerza de voluntad, de ideas claras, con buena autoestima, mentalmente ágil, etc.

Veamos a continuación cuales son de forma concreta los rasgos escriturales que nos hablarían de una persona con buenas cualidades personales, partiendo de que toda desproporción en la letra es negativo y la “armonía” en la escritura (concepto difícil de definir pero no tanto si lo comparamos con la música) es positiva.

Escritura clara, legible, con márgenes ordenados (que no rígidos) siendo el izquierdo mayor que el derecho y el superior mayor que el inferior pero manteniendo una proporción. Las líneas y palabras deben ser horizontales o ligeramente ascendentes, estando las primeras separadas entre sí sin tocarse los “pies” de una línea con las “crestas” de la inferior pero sin separación excesiva.

El tamaño de esta letra oscila entre 2,5 y 3,5 mm en la zona media (óvalos) con las “crestas” y los “pies” proporcionados a esta medida así como las mayúsculas.

La distancia entre letras debe ser la anchura de un óvalo, y entre palabras el tamaño de una “m” de esa misma letra.

La forma de las letras y sus uniones debe ser semi-angulosa, es decir, mezcla de curva y ángulo aproximadamente al 50%.

La escritura positiva debe ser sencilla, simplificada, con ausencia de adornos y de trazos innecesarios, ágil (con trazos que no vuelvan sobre sí mismos sino que avancen), de trazos verticales rectos (justicia y razón sobre los sentimientos) o ligeramente inclinados a la derecha (sociabilidad controlada).

Debe estar presionada pero no en exceso (se podrá apreciar un leve surco al girar el papel) con mayor presión en los movimientos descendentes que en los ascendentes, lo que nos hablaría de vitalidad y de fuerza de voluntad.

Escritura ligada o agrupada, es decir, letras unidas de dos en dos o de tres en tres, y las mayúsculas suelen unirse a la letra siguiente.

Los puntos de las letras “i” y las barras horizontales de “t” deber estar centrados o ligeramente adelantados a la derecha.

Los aspectos positivos del carácter en la escritura

Escritura de un personaje muy conocido de características positivas

La firma, que puede estar formada por nombre o por nombre y apellidos, debe ser legible y guardar proporción en cuanto a tamaño, forma, inclinación, etc., con la letra del texto, y puede ser ligeramente ascendente. Estará centrada en el papel o ligeramente a la derecha, a distancia del texto pero no alejada, y puede ir con rúbrica sencilla o simplemente sin ella.

Jaime Jiménez Marchante (7 Posts)

Militar de carrera retirado, es actualmente profesor, articulista, investigador y colaborador habitual de la Administración de Justicia como Perito Calígrafo – Grafólogo Judicial en España. Experto Universitario en Grafopsicología, Pericia Caligráfica y Documentoscopia. Cursos de “Grafología Infantil” y “La Grafología en la Selección de Personal”. Miembro de la Asociación Profesional de Peritos Calígrafos (Sociedad Andaluza de Grafología y Pericia Caligráfica) Creador de la llamada “Antigrafología”.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies