Perito y Tasador

La unión hace la fuerza

La unión hace la fuerza
junio 19
08:00 2012

Un artículo de Jorge  Llopis Planas

Saber valorar el papel de las Asociaciones

Este fin de semana he recibido un capón…¡Y con toda la razón!. No somos conscientes del importante papel y actividad que las Asociaciones Profesionales de Peritos Judiciales están llevando a cabo en estos momentos por defender y actuar por nuestros derechos y actividad profesional.

Permítanme aclarar un punto: Soy un Perito Judicial especialista en arte y antigüedades con todas las especializaciones de esta área (4), necesarias en nuestro país. Hasta hace relativamente poco, estas funciones estaban acotadas a determinados profesionales acogidos en colegios profesionales que hoy por hoy están desapareciendo debido a que estás entidades están cada vez más obsoletas y poco operativas.

Cuando decidí dedicarme a esta profesión, me reciclé como muchos de ustedes, a partir de  mi experiencia anterior. En las Asociaciones profesionales a las que pertenezco, he encontrado el apoyo, ánimo, formación y gestión que necesito para poder desarrollar también mi actividad en el intrincado mundo de la justicia.

No hay asociaciones grandes o pequeñas: Considero que cada una tiene un objetivo y especialidad. Mi decisión por pertenecer a una o varias no es excluyente (pertenezco a APPJ y PEJUBA), sino que refuerza y potencia mi proyección profesional y oportunidad de negocio.

Como socios pedimos, reclamamos. No somos un país muy dado a la participación asociativa ya sea de carácter profesional o civil y a sí nos va. Creemos que formamos parte de un club sólo con derechos (incluso en alguna ocasión he visto EXIGIR TRABAJO) o pensar que nos tutelan como en el colegio, Nos acordamos de Santa Bárbara sólo cuando truena.

Pero ¿Somos concientes de nuestros deberes hacia las Asociaciones?. Apoyar, participar, potenciar y hacer crecer a las asociaciones es vital para nosotros mismos. La labor de los profesionales que gestionan y luchan a diario para hacer prevalecer nuestros derechos y proyección es básico. Su orientación basada en su experiencia es invaluable. Debemos superar nuestra natural o desconfianza (o codicia) y aprender a  ofrecernos a colaborar con otros socios especialistas en nuestras áreas. Sumar y no restar. Debemos dotar a las asociaciones del músculo económico y asociativo para cimentar nuestra actividad ante las administraciones y proporcionar los medios para acometer acciones e iniciativas que en la mayoría de los casos ocupan un tiempo y gastos importantes. Debemos de acuerdo con los estatutos de cada entidad participar activamente para expresar nuestras necesidades.

Por eso y desde aquí mi agradecimiento a Alberto, Clara, Jordi y Rafael. Mi viaje está siendo más llevadero gracias a vosotros.

Búsqueda por palabra clave

Suscríbete a nuestro Boletín

Mantenenos tus datos en privados y solo los compartimos con los terceros que hacen posible este servicios. Lee nuestra política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies