Perito y Tasador

Hablando de pericia caligráfica: Definiciones de la grafía según sus elementos II

febrero 04
11:51 2013

Segunda parte del artículo de María del Carmen Calderón “Definiciones de la grafía según sus elementos” sobre las características de la escritura

Etimológicamente el termino Grafotecnia viene de “graphein”, que significa escribir, y “tékhnee”, que se traduce por arte, habilidad y destreza. Con lo cual podemos entender que el concepto Grafotecnia pretende definir o referirse al manejo de las escrituras, extendiéndose también a la identificación, al cotejo y a la determinación de supuestas falsificaciones como positivas o negativas. El término se definiría pues como el estudio de la autenticidad del grafismo para resolver los interrogantes o problema de una documentación controvertida

La grafía presenta diversas características en función de su proporcionalidad

Diremos que una grafía es alta cuando su anchura sea inferior al 80 por 100 de la altura de la caja de renglón; si las letras se tocan dará sensación de grafía “amontonada”, pero si existe anchura entre los trazos y esta es superior al 80 % de la altura de la caja de renglón estaremos ante una letra “ancha”.

Un texto presenta a la vista una escritura “apretada” si ésta tiene una separación entre los grafemas menor que la anchura de los óvalos; si la letra tiene hampas “bajas” también se la denomina “ancha”; y cuando la altura letras sobresalientes altas sea superior al normal estaremos ante una grafía “encumbrada”, que muy posiblemente añadirá características como “estrecha” o “alta”; mientras que si la grafía aparece apretada y con espacios breves entre líneas, se dirá que es “concentrada”.

Cuando se cruzan los trazos de las líneas contiguas el texto dará impresión de poca claridad y a esta escritura podremos llamarla “confusa” o “enmarañada”.

Hablando de pericia caligráfica: Definiciones de la grafía según sus elementos II

Escritura rebajada

 

Cuando las jambas tienen una longitud superior al normal la grafía se online casino denominará como “enraizada”; y cuando las hampas sean inferior a la normal la grafía se denominará “rebajada”.

Hablando de pericia caligráfica: Definiciones de la grafía según sus elementos II

Letra espaciada

Se denominará “subdilatada” si presenta un ensanchamiento excesivo de los bucles inferiores ; y en caso contrario, cuando presente ensanchamiento excesivo de los bucles superiores se llamará “superdilatada”.

Un cuerpo de escritura también se puede estudiar desde el punto de vista del orden, teniendo en cuenta su regularidad y su presentación que le da una mayor o menor belleza. Así, sabremos que las formas peculiares se consideran “antimodelo”, las formas caprichosas se tildarán de “artificaiales”; cuando es aplicada y siguiendo un modelo se considerará escritura “caligráfica”, que podrá ser “clara, si cada letra es legible separadamente; o “cuidada”, cuando está bien puntuada, cuida los márgenes y tiene encabezamientos cuidados. El punto opuesto a lo mencionado es la incoherencia y la desorganización, entonces el producto será una escritura “desordenada”.

A veces aparecen formas excesivas, por ejemplo abundancia de rasgos en zona alta propios de una escritura “exuberante”, o exageración en los volúmenes de algunas letras, que se presentan “infladas”.

Una buena separación entre los grafemas de palabras y renglones determinará una grafía “legible”, pero si las letras separadamente son ilegibles estaremos ante una grafía “oscura”.

Sucede con frecuencia que al autor le guste retocar, tildar o aclarar, de forma especial las distintas letras que componen un cuerpo de escritura apareciendo así la escritura “retocada” cuando el autor pretende precisar más su pensamiento mediante retoques aclaratorios.

Mientras que algunos son partidarios de letra “solemne” que se presenta con trazos grandes, gruesos, proyectándose de forma erguida o vertical; otros individuos prefieren la escritura “tipográfica” escribiendo a semejanza de la letra de imprenta; que también se denomina así si verdaderamente es una escritura tipográfica no manual.

Desde el punto de vista de la continuidad, cuando un autor se expresa mediante su grafía de forma persistente en sus características propias estaremos ante una grafía “continua” o también “homogénea”; mientras que si el texto muestra el contrario efecto la escritura podrá denominarse “discontinua” y/ o “heterogénea”.

Por su aspecto general, fisionomía o fisonomía, una grafía puede ser “artificiosa” según Val Latierro, siendo caligráfica, caligrafiada, tipográfica, izquierda. Puede ser “dinamogeniada” cuando sea grande, amplia, ascendente; “sospechosa”, si es izquierda, siniestra, lenta, retocada, temblorosa o, titubeante; y “espontánea” cuando las características de la anterior están ausentes.

Definiciones de la grafía según sus elementos  I

 [social-bio]