Perito y Tasador

Recibe nuestro boletín

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

populares

Notas sobre el deber de conservación

enero 24
23:12 2012

Notas sobre el deber de conservaciónLa obligación de conservar y mantener los edificios está reflejada en diversas leyes: La Constitución Española a través de los artículos 33, 45 y 53 consagra el deber que tienen los propietarios de mantener los bienes. Así mismo el Código Civil establece el deber de conservación por razones de seguridad, y el Código Penal contemple el deber de conservación del patrimonio histórico-artístico.

El artículo 16 de la ley de ordenación de la Edificiación (LOE) establece las siguientes obligaciones de propietarios y usuarios:

  1. Son obligaciones de los propietarios conservar en buen estado la edificación mediante un adecuado uso y mantenimiento, así como recibir, conservar y transmitir la documentación de la obra ejecutada y los seguros y garantías con que ésta cuente.

  2. Son obligaciones de los usuarios, sean o no propietarios, la utilización adecuada de los edificios o de parte de los mismos de conformidad con las instrucciones de uso y mantenimiento contenidas en la documentación de la obra ejecutada.

El artículo 8 del Código Técnico de la Edificación(CTE) establece las siguientes instrucciones:

Uso y conservación del edificio.

1. El edificio y sus instalaciones se utilizarán adecuadamente de conformidad con las instrucciones de uso, absteniéndose de hacer un uso incompatible con el previsto. Los propietarios y los usuarios pondrán en conocimiento de los responsables del mantenimiento cualquier anomalía que se observe en el funcionamiento normal del edificio.

2. El edificio debe conservarse en buen estado mediante un adecuado mantenimiento. Esto supondrá la realización de las siguientes acciones:

  1. Llevar a cabo el plan de mantenimiento del edificio, encargando a técnico competente las operaciones programadas para el mantenimiento del mismo y de sus instalaciones.

  2. Realizar las inspecciones reglamentariamente establecidas y conservar su correspondiente documentación; y

  3. Documentar a lo largo de la vida útil del edificio todas las intervenciones, ya sean de reparación, reforma o rehabilitación realizadas sobre el mismo, consignándolas en el Libro del Edificio.

El deber del propietario, por tanto, implica por un lado el deber de conservación, es decir, reparar los elementos dañados del edificio y, por otro lado, el mantener el inmueble en condiciones de habitabilidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies