Perito y Tasador

Recibe nuestro boletín

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

populares

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Investigadores de la UPNA realizan las tablas de tasación de daños provocados en cultivos por pedrisco y heladas

febrero 06
19:41 2014

Estas tablas de tasación de daños son de uso obligado por las empresas aseguradoras para evaluar las pérdidas en cosecha en cultivos de toda España

El profesor del Departamento de Producción Agraria Julio Muro Erreguerena recibió el pasado mes de dicimbre en la UPNA el Premio de Investigación al mejor resultado de Transferencia de Conocimiento por el trabajo “Desarrollo de tablas para la tasación de daños reales provocados por pedrisco y heladas en diferentes cultivos”Estas tablas, publicadas en el Boletín Oficial del Estado, son de uso obligado por los tasadores para evaluar los daños producidos en las cosechas por los citados accidentes climáticos. Con ellas se determina la indemnización que corresponde a los agricultores. En las dos últimas décadas, los investigadores de la UPNA, en colaboración con AGROSEGURO (entidad nacional de los seguros agrarios), han realizado las tablas de tasación de una veintena de cultivos hortícolas.

El premio se concedió por la última de las aportaciones del Grupo de investigación Fitotecnia. Se trata de las tablas de tasación de daños por heladas en patata extratemprana o de primor, que se cultiva sobre todo en Mallorca, Murcia y Sevilla. “Esta variedad de patata se cultiva en invierno-primavera —explica el profesor Julio Muro—, por lo que la tabla que existía para patata estándar, de ciclo primavera-verano, no servía. Los agricultores mallorquines reclamaron la necesidad de una tabla de tasación específica porque no se les estaban valorando los daños en su justa medida”. A partir de ahí, AGROSEGURO S.A. —empresa que centraliza todos los seguros agrícolas y pecuarios en España— suscribió el contrato de investigación con la UPNA para realizar los ensayos de simulación de daños por heladas en esas zonas y crear una nueva tabla de tasación.

Según explica este investigador, “estas colaboraciones son un claro ejemplo de transferencia de conocimiento desde la universidad al mundo empresarial; en este caso, el de los seguros agrarios”. Las tablas se convierten en referencia para los tasadores y, tal y como apunta el profesor Natxo Irigoyen, “nos las han pedido también desde otros países como Turquía y México”. Las referencias de tasación acaban siendo aceptadas por productores, sindicatos agrarios y Ministerio de Agricultura y finalmente son publicadas en el BOE y utilizadas como instrumentos técnicos obligados de tasación de daños en los cultivos asegurados.

Además de Julio Muro y Natxo Irigoyen, para realizar el trabajo de campo se cuenta con estudiantes y personal investigador en formación en la Universidad. Tras más de 25 años de colaboración con AGROSEGURO, los cultivos para los que se han realizado tablas de tasación son los siguientes: tomate, pimiento, patata, coliflor, bróculi, ajo, cebolla, puerro, berenjena, maíz, remolacha, girasol, soja, fresa, (daños por pedrisco); y patata, maíz y habas (daños por helada). Las últimas simulaciones sobre heladas en habas se realizan actualmente, hasta el mes de junio, en la Finca de Experimentación de la UPNA.

Simulación de daños y calibración

Para realizar las tablas, los investigadores realizan ensayos en las diferentes zonas de cultivo y en la propia finca de la UPNA. En el caso de la patata primor, se realizaron seis ensayos (dos en Mallorca, dos en Murcia y dos en Sevilla) en tres años sucesivos. “Establecimos las zonas de experimentación en las mismas fechas y zonas de producción de la patata de primor. Durante los tres años fuimos a estas zonas periódicamente, cada quince días, para hacer las simulaciones y controlar la evolución. Se trata de provocar los daños de heladas mediante defoliaciones”. Lo que se hace es destruir la parte aérea de la planta, defoliando el 50% o el 100%, en diferentes momentos de evolución del cultivo; ver cómo reacciona y evaluar el grado de recuperación que experimenta.

Investigadores de la UPNA realizan las tablas de tasación de daños provocados en cultivos por pedrisco y heladas

Imagen de uno de los ensayos de patata realizados en Mallorca

Como en el campo, al aire libre y con cultivo creciendo en suelo, resulta casi imposible simular heladas, para solventarlo, paralelamente en la Finca Experimental de la UPNA, se cultivan plantas de patatas en macetas grandes. Con estas plantas se hacen lotes se les somete a defoliaciones del 50 y 100 % (como en campo) y, a otros lotes, se les somete a heladas de -2, – 4 y -6 ºC, durante 5 horas en cámaras frigoríficas. Con los resultados comparados de respuesta de heladas y defoliaciones se obtienen ecuaciones de calibración para igualar los efectos de heladas con los de defoliación. Los resultados de los ensayos de calibración realizados en la UPNA se aplican a los resultados de los ensayos realizados en campo y se obtienen las tablas de tasación finales

Cuando se simulan daños por pedrisco se realiza mediante el empleo de una máquina que proyecta agua a alta presión. Utilizando diferentes grados de intensidad del agua se consiguen daños de nivel medio bajo, medio u alto, con resultados de defoliación muy parecidos a los que realiza el pedrisco real.

Grado de afectación

Todas las tablas de tasación, por heladas o por pedrisco, recogen siempre dos factores. Por un lado, establecen estadios fenológicos del desarrollo del cultivo, que en el caso de la patata van del 1 al 9 y se corresponden a las distintas fases de desarrollo de la planta (estadio 1:2 hojas emergidas; estadio 9, inicio de amarilleamiento (senescencia) del cultivo). El segundo factor contemplado en estas tablas es el % de defoliación provocado por el siniestro (de 0 a 100 %).

Los daños se establecen teniendo en cuenta la fase concreta de desarrollo del cultivo y el porcentaje de hoja que ha resultado afectada. “En el caso de la patata, el momento más crítico es en el inicio de la tuberización, cuando el tubérculo tiene el tamaño de un guisante; en ese momento puede producirse una pérdida de hasta el 60% de la cosecha —explica Julio Muro—.Sin embargo, si el cultivo está un poco más avanzado en su desarrollo, una helada que destruyera el 100% de la hoja podría provocar dalos de, solamente, el 25%, o cuando el cultivo inicia su senescencia por mucho que la helada destruya la planta, la patata ya está formada y no hay pérdidas”.

Las condiciones climatológicas y los ciclos de producción de los distintos productos hacen que las tablas de tasación deban revisarse o readaptarse con el paso del tiempo. Así como la reclamación de los agricultores mallorquines motivó la creación de una tabla específica para la patata primor, el grupo de investigación liderado por Julio Muro está elaborando actualmente una nueva tabla para el maíz. “Hace ya 25 años hicimos la tabla de tasación de daños por pedrisco el maíz con variedades de ciclos largos (110-120 días). Sin embargo ahora en las zonas más frías de España, como León, Teruel o el prepirineo navarro, se empieza a cultivar maíz de ciclos mucho más cortos (90-100 días de ciclo). Los resultados de daños que arrojaba la tabla preexistente no se ajustaban a la realidad de respuesta de estos ciclos más cortos, por lo que llevamos tres años de ensayos readaptando las tablas a estas variedades más precoces”. Estos ensayos se llevan a cabo en los regadíos de la zona de Lumbier (Navarra)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies