Perito y Tasador

Recibe nuestro boletín

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

populares

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Baja el IPC

enero 23
01:03 2012

Por fin baja el IPC de forma significativa, bien!. Se supone que es bueno, pero ojo, no bajan los precios, sólo moderan su tendencia alcista, que no es poco

Durante los dos últimos años tantos esfuerzos desde el BCE y nuestro gobierno para controlar los precios y la inflación, y al fin objetivo cumplido.
La medidas que aplicaron fueron el precio oficial del dinero(consiguiendo subir el euribor y con ello las hipotecas)y a la vez desde el gobierno los impuestos sobre tabaco, carburantes, alcohol,IVA, y la verdad habiendo pasado ya un período de recesión(4º trimestre 2010 y 1º trimestre 2011) , no se puede explicar como  no se  controló antes la situación.
A corto plazo consiguieron vaciar nuestros bolsillos de dinero sobrante, y además pagando más por lo mismo, reduciendo el consumo, pues bueno, no había forma, el IPC no bajaba. Consumiendo menos pagábamos lo mismo, no era una situación real de mercado libre, la autoridad tenía los precios intervenidos, no permitía que bajasen, pero por contra aumentaba el porcentaje de impuestos, y aunque el consumo bajase, la recaudación a corto plazo no se veía afectada. Las entidades bancarias firmaban menos operaciones pero el diferencial aplicado sobre el Euribor se disparaba desde el 0,5 % – 0,75 % hasta los 1,75 – 2 % actual, menos operaciones, beneficios similares, y con los activos tóxicos, viviendas cuyas hipotecas los propietarios no podían afrontar, a engordar su cartera de inmuebles, para lo cual también les concedimos dinero público, aunque en realidad era para que fluyera el crédito.

La verdad que el negocio no era malo, ni para los estados ni para el sector bancario, otra cosa es para los ciudadanos.

Como luego se ha constatado el problema no era el IPC, ni la inflación, los valores alcanzados estaban inflados, no respondían a un incremento del consumo y un excesivo crecimiento económico.
El motivo de ese ansia por recaudar era que los estados ya sabían la que les venía, su problema iba a ser la deuda soberana con la que estaban sustentando un sistema soportado en muchos casos por ingentes cantidades de dinero público, mientras hubo ingresos vía impuestos, bueno no iba mal, cuando estos se desplomaron por la caída de la actividad económica, “no tenían dinero para hacer política”.
Bueno, pues justo en ese momento todos sus esfuerzos se dirigieron a controlar la prima de riesgo, es decir el interés que pagamos porque alguien preste dinero a nuestros estados , para hacer frente a sus compromisos actuales y lo que es peor a refinanciar la deuda emitida en los últimos años para paliar los efectos de la crisis y sus consecuentes intereses, en pocas palabras, su solución al problema actual es financiar desde el BCE a entidades financieras para que compren deuda soberana a intereses moderados, como ejemplo, les damos dinero al 1 % y las entidades bancarias se lo dejan a los estados al 5 %.

Alguien podría llegar a pensar que les hemos planteado un negocio provechoso y seguro a las entidades para que saneen sus balances, y de paso hagan el papelón de cómplice necesario, al supuestamente financiar nuestra deuda, quizás habría que agradecérselo!.
En mi idioma se lllama intentar matar dos pájaros de un tiro, financio deuda de los estados desde el BCE, como el fin es supuestamente bueno (pagar sanidad, educación, pensiones,…) nadie va a protestar, y si lo hacemos a través de los bancos dejándoles un buen margen,  de paso reflotamos el sector financiero.

En poco tiempo lo tenemos, los estados pagando menos interés por su deuda y los bancos recuperan sus cuentas. Menudos pájaros¡¡¡. Hasta ahí alguien puede pensar que es perfectoPero cuidado el dinero del que dispone o reparte el BCE sale de la aportación que hacen los países que están gobernados por el BCE, y los países hasta hoy obtienen el dinero de los impuestos que cobran a sus ciudadanos. Cómo puede ser que los ciudadanos pongamos la mesa y la comida, y además paguemos la factura. Y mira tú por donde, ha sido desviar sus esfuerzos a combatir la deuda soberana y el déficit, que tampoco parece haberse conseguido, y de repente los precios bajan, bueno dejan de estrangularnos aún más, moderan su crecimiento.

Puede que la economía de mercado sea más sensible a nuestra  realidad que nuestros políticos, porque se modera ahora el IPC (tasa interanual), la demanda gobierna el precio en ausencia de intervención, hace un año, aumentaron impuestos indirectos e IVA, con lo cual el IPC no bajó, decían que el consumo se sostenía pero no era cierto. Como  ahora no han subido  el IVA ni los impuestos indirectos que afectan a la cesta de la compra, se observa comparando entre sí los  meses de Diciembre de 2010 y 2011 una moderación de precios, el sistema de oferta y demanda si no se altera suele reflejar la verdad de la situación, que no es distinta que la del año anterior, simplemente no está maquillada. Ahora los precios bajan por que la demanda disminuye, exactamente igual que el año pasado, la diferencia radica en que el año pasado no nos vimos beneficiados de ese supuesto descenso, porque seguíamos pagando lo mismo por el incremento de impuestos que sufrimos.
La conclusión es que el año pasado por estas fechas el productor tuvo que bajar precios para seguir vendiendo, esa bajada no llegó a nuestros bolsillos, se derivó vía impuestos al Estado, y este año vuelve a bajar el IPC, el productor cobra menos, nosotros nos beneficiamos de esa moderación, pero el Estado vuelve a recaudar al mismo tipo impositivo que el año pasado. Luego la situación no es tan distinta, mi duda es si la crisis muta, o las mutaciones de la crisis las provoca la inconsciente actuación  política. Por hoy es suficiente, seguramente habré escrito muchas barbaridades, pero no creo que lo sean menos graves que las que sufrimos, seguiremos pagando el “banquete”, eso sí es seguro.

Etiquetas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies