Perito y Tasador

Recibe nuestro boletín

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

La Clínica Mayo identifica un gen crítico en el desarrollo y la progresión del cáncer de pulmón

abril 28
08:53 2012

Los investigadores confirman que con el fármaco resultante de su investigación podrían tratarse diferentes tipos de tumores.

Investigadores de la Clínica Mayo en Florida han identificado un gen que fomenta el desarrollo inicial del tipo más común de cáncer de pulmón y sus letales metástasis. El estudio sugiere que este gen, metaloproteinasa de la matriz -10 (MMP-10), puede estar en el origen de otro tipo de cánceres.

El estudio, publicado en PLoS ONE el pasado 24 de abril, demuestra que la MMP-10 es un factor de crecimiento secretado y posteriormente utilizado por células madre oncogénicas para mantenerse a sí mismas. Estas células activan el cáncer de pulmón y su progresión, y son especialmente inmunes a las terapias convencionales.

Estos resultados alimentan la esperanza de un posible tratamiento del cáncer de pulmón de células no pequeñas, que es la causa principal de las muertes por cáncer en Estados Unidos. Los investigadores responsables de este estudio han descubierto que al inhibir la MMP-10, las células madre del cáncer de pulmón pierden su capacidad para desarrollar tumores. La formación de tumores vuelve a aparecer al reintroducir el gen en las células.

Según comenta el Dr. Alan Fields, Profesor de Investigación Oncológica del Monica Flynn Jacoby dentro del Departamento de Biología del Cáncer en la Clínica Mayo de Florida e Investigador Senior en esta investigación, el poder de este gen es extraordinario.

“Nuestros datos demuestran que la MMP-10 desarrolla un doble papel en el cáncer. Por un lado, estimula el crecimiento de células madre oncogénicas y, por el otro, su potencial metastásico”, comenta. “Esto ayuda a explicar un aspecto que se ha constatado en células madre oncogénicas de muchos tipos de cáncer, esto es, que las células madre oncogénicas no son sólo las células que inician los tumores, sino también aquellas que producen metástasis.”

Asimismo, el Dr. Fields ha comentado que los resultados conseguidos eran totalmente insospechados, y ello por varias razones.La primera de ellas es que las células madre oncogénicas producen ellas mismas la MMP-10, utilizándola para su propio crecimiento. La mayoría de los miembros conocidos de los genes de las metaloproteinasas de la matriz se expresan en el microentorno tumoral, es decir, las células y el tejido que rodean el tumor, comenta. Las enzimas producidas por estos genes alteran el microentorno que mantiene el tumor en su sitio produciendo la propagación de las células cancerosas, por lo que otros genes de esta familia se han vinculado con metástasis.

“El hecho de que un gen como la MMP-10, que codifica la metaloproteinasa de matriz vinculada a la metástasis, sea en realidad necesario para el crecimiento y mantenimiento de células madre oncogénicas, es del todo sorprendente. Difícilmente podríamos haber predicho que este gen estuviera implicado en este proceso”, comenta el Dr. Fields.

Asimismo, el hecho de que las células madre oncogénicas produzcan mucha más MMP-10 que el resto de células que conforman el grueso del tumor, ha supuesto asimismo una gran sorpresa para los investigadores de este estudio.”La MMP-10 actúa manteniendo sanas y renovadas las células madre oncogénicas, lo cual explica por qué estas células escapan a los tratamientos convencionales de quimioterapia que sí pueden destruir el resto del tumor”, comenta el Dr. Fields. “Esta es la razón de por qué el cáncer de pulmón vuelve a reproducirse muchas veces tras su tratamiento, y de por qué su propagación a otras zonas del pulmón, así como a los nódulos linfáticos, el cerebro, el hígado y la médula espinal, es difícilmente frenable.”Según estos investigadores, el estudio sugeriría que la sobreexpresión de la MMP-10 podría ser fundamental en la supervivencia de otras células madre oncogénicas humanas. Un vínculo similar se ha observado entre la expresión de la MMP-10 y el comportamiento metastásico y las propiedades celulares de los cánceres colorectales, melanoma, de mama, renales y de próstata.

Actualmente, los investigadores están estudiando el mecanismo por el cual la MMP-10 estimula el crecimiento de las células madre oncogénicas, así como el diseño de los inhibidores que podrían utilizarse para inhibir la actividad de la MMP-10.”Dado este doble papel en las células madre oncogénicas y en la metástasis, el hecho de centrarnos en la MMP-10 puede resultar especialmente eficaz en el tratamiento de estos tumores”, añade el Dr. Fields.

Este estudio ha sido parcialmente financiado por becas concedidas por el Instituto Nacional de Oncología y la Fundación V para la Investigación del Cáncer. Sus coautores son los doctores: Verline Justilien, Ph.D., Roderick Regala, Ph.D., Michael P. Walsh Ph.D., I-chu Tseng, Ph.D., Jyotica Batra, Ph.D, Evette S. Radisky, Ph.D. y Nicole R. Murray, Ph.D., todos ellos del Departamento de Biología del Cáncer.

En tanto que institución líder financiada por el Instituto Nacional de Oncología, el Centro de Oncología de la Clínica Mayo realiza investigación básica, clínica y social traduciendo sus hallazgos en mejores métodos de prevención, diagnóstico, pronóstico y terapia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies